¿Y entonces qué?

Submit to FacebookSubmit to Twitter

Hace 20 años se inició un sueño que luego fue realidad: Una Iglesia en el sector de “El Inca”…los años pasan muy rápido, nuestra historia ya tiene héroes y heroínas de la fe entre nosotros y en el cielo.

Es un buen momento para hacer un par de preguntas clave: ¿para qué venimos a El Inca dejando la comodidad y excelente programa de nuestra Iglesia madre la Iglesia de Iñaquito?  ¿Será que hemos cumplido con aquello que nos inspiró a empezar en este sector de la ciudad?

En este mes hemos estado explorando un rico pasaje del evangelista Marcos quien usa escenas de la vida real para mostrarnos el poder transformador de Jesús en medio de los despropósitos del Anti-Reino, en medio de las plagas de su tiempo, en medio de los poderes del mal. En esta mañana seguimos con la serie con el alto privilegio de tener entre nosotros al Pastor Chema Reinoso quien abordará la sección en que nuestro Señor Jesucristo trae calma a los azotes que han esclavizado y deshumanizado a las personas en el transcurso de los años.  Este es el caso de la mujer que sufrió procesos de marginación e invisibilización en la sociedad de su tiempo por el hecho de sufrir una terrible enfermedad que, según la ley, la segregaba.

En el barrio en que Dios nos puso hace veinte años, el barrio de “El Inca”, ¿Cuáles son las plagas que segregan al ser humano? ¿Cuáles son los azotes que mantiene  a nuestros vecinos y población en general esclavizada y alejada de los propósitos de Dios de que tengan vida pero vida en abundancia? Bueno, luego de estar 20 años en el sector y luego de leer alguna información especializada basada en investigaciones del Estado vemos que, entre las plagas sociales que más afectan al sector, están las siguientes:

  • Alcoholismo
  • Indigencia
  • Pobreza
  • Discapacidad

Si en verdad la intervención del Estado ha contribuido significativamente a  la disminución de estos problemas nosotros como actor inserto en la comunidad y con un mensaje y práctica cristiana debemos, a partir del Evangelio, retomar nuestro compromiso misional para lograr transformaciones integrales en la vida de las personas de este sector. Somos responsables directos de la vida de las personas que viven en este sector, somos responsables de salir a las calles a conocer “en dónde mismo estamos”, somos directos responsables ante el Cristo de los Evangelios de seguir rompiendo yugos de esclavitud.

Líbrenos Dios de ser una Iglesia que es “brillante” en sus reuniones dominicales exclusivamente…esos brillos a Dios no le impresionan…Él quiere que seamos sal y luz en el barrio en medio de las plagas sociales que lo atormentan…¿si no hacemos esto entonces para qué estamos acá en “El Inca”?

Que la Palabra de Dios nos inspire en este día para retomar nuestro sentido de misión y, sin descuidar los otros llamados que Dios nos ha hecho, prioricemos a nuestro barrio como campo de misión transformadora.

Su amigo, hermano y compañero del REINO

Jesiel Carvajal

Pastor Coordinador de la IEBEI

logo

Canal de Youtube

Suscripción

Form not found or is not published

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com